En algún momento en medio de la competencia y en un clima comercial cambiante, Wall Street aparentemente ignoró el fracaso operativo y las ineficacias como si fueran los costos de las actividades comerciales. La comunidad financiera adoptó una visión a corto plazo para alcanzar los objetivos inmediatos, pero no logró ver una consecuencia no planeada. La fiabilidad no se incluyó en el análisis del rendimiento comercial.

STAT When Did Plant Performance Failure Become Accepted.pngLas empresas fabricantes y compañías energéticas pueden obtener miles de millones de dólares en ingresos, pero es posible que hayan aceptado involuntariamente los retrasos significativos aceptados, los cortes u otros resultados negativos por la escasa priorización o el uso de estrategias desactualizadas.

Con tecnologías disponibles durante más de una década que pueden predecir la degradación de equipos y evitar cortes costosos, ¿por qué cada vez más instalaciones continúan utilizando modalidades de mantenimiento reactivo desactualizadas en lugar de adoptar estrategias de mantenimiento proactivas comprobadas? ¿Por qué los equipos de gestión y analistas financieros permiten una mentalidad de “falla/solución” para permanecer en el status quo?

Las carteras de recursos mal administradas pueden provocar un uso ineficaz del capital. La pérdida de valor en el mercado, la devaluación de la marca, el riesgo de incidentes de seguridad y los costos de recuperación por fallas pueden afectar miles de millones de dólares de valor para los accionistas debido a una escasa fiabilidad.

“¿Por qué abordar una situación solamente después de que afecte los resultados de manera negativa?”, indicó Scott McWilliams, vicepresidente de Global Operations en Emerson Process Management. “El daño ya está hecho”.

A continuación, se incluye un buen ejemplo:  muchas industrias adoptan un estándar de “manejo de situaciones anómalas”, es decir, protocolos y procedimientos sobre qué hacer en el caso de una desviación de la operación normal.  Seguramente, debe tener un plan de juego para mitigar los daños.  Pero, ¿por qué no se hace más hincapié en la “prevención de situaciones anómalas”?  Si previene una situación, nunca tendrá que lidiar con ella.

When Did Plant Failure Become Accepted.png“Un arreglo rápido de una pieza o un recurso que se averió en una planta de fabricación no es una historia de éxito”, afirmó McWilliams. “Por el contrario, es un ejemplo de toma de decisiones autónomas que funcionan en un método de ejecución ante fallas en vez de un método de fiabilidad”.

Las decisiones independientes afectan a plantas específicas, pero una organización confía en el grupo combinado de plantas, motivo por el cual la fiabilidad es tan importante. La autonomía puede convertirse en un sistema operativo universal que aplique todos los conocimientos disponibles de la planta. Esto significa que no hay variación entre las decisiones autónomas y las específicas de la planta.

El cambio es necesario para equilibrar el valor con perspectivas a corto y largo plazo, ya que hay mucho por obtener en ambas. Existen varias empresas que mantienen una armonía entre el cumplimiento de los objetivos y el mantenimiento de la fiabilidad. Por ejemplo, Emerson ayudó a Constellation a realizar el desmantelamiento del sistema de gestión de mantenimiento asistido por computadora (computerized maintenance management systems, CMMS) y rediseñó los procesos comunes utilizados en una única plataforma.  Este tipo de cambios puede aumentar la productividad y el tiempo de mantenimiento proactivo, mejorar la flexibilidad de los recursos y reducir los requisitos del inventario de repuestos.

Se necesita un cambio de cultura para volver a centrarse en los beneficios de un método proactivo. Las tareas de mantenimiento se deben programar por adelantado, y es aquí donde entra la tecnología avanzada para la monitorización y la medición de las situaciones. Es necesario conocer y anticipar qué repuestos se necesitan y cuándo se debe realizar el mantenimiento (antes de que se rompa una pieza) para prevenir el desperdicio de dinero. A fin de garantizar que los activos estén disponibles cuando sean necesarios y, de este modo, aumentar los ingresos netos, dichos activos deben mantenerse en óptimo estado.

“Existe una realidad alcanzable en la cual un proyecto cumple con los plazos previstos y aumenta los ahorros corporativos al reducir los costos elevados”, señaló McWilliams.

Este proceso racionalizado se necesita para alcanzar el rendimiento del primer cuartil y proporcionar un mayor valor para los accionistas. Adopta una perspectiva de inversión a largo plazo y, a través de este método, se obtiene un mayor valor inherente.

Scott McWilliams Pull Quote.pngLa fiabilidad debe integrarse en las iniciativas y los esfuerzos de planificación estratégica general. La evaluación en toda la empresa constituye un paso inicial importante y, a partir de allí, es necesario que un grupo comercial comunique el efecto de la fiabilidad y del mantenimiento en las ganancias y el flujo de efectivo. La fiabilidad es un verdadero componente de la cultura comercial. Para lograr una implementación y flujo de trabajo satisfactorios, debe alinearse y reconocerse dentro de los objetivos estratégicos y, en última instancia, debe encontrarse en las mentes (y los escritorios) de los miembros de la Junta Directiva.